viernes, 2 de agosto de 2013

Un directivo del PP de Xàtiva posa con una bandera racista en un torneo de ultras españoles e italianos

Los municipios de Novetlè y Xàtiva acogieron un pequeño torneo entre ultras de fútbol de España e Italia. Los asistentes colgaron banderas de sus equipos y sus peñas y fueron obligados a retirar una esvástica al ser advertidos por el responsable del polideportivo. El secretario de Deportes de la ejecutiva del PP de Xàtiva, Jorge Roca, formó parte de uno de los equipos y posó con una bandera anticonstitucional, como se demuestra en la foto publicada. Unos 30 jóvenes participantes en el encuentro salieron de juerga posteriormente por la capital de la Costera donde quemaron bengalas marineras.
El encuentro entre ultras de fútbol se celebró hace dos semanas para conmemorar el trigésimo aniversario de la peña Yomus del Valencia Club de Fútbol. Además de estos radicales, acudieron miembros de la Curva Nord del Inter de Milán y de Ultra Boys del Sporting de Gijón, ambas organizaciones hermanadas con la valencianista. En total, más de medio centenar de jóvenes celebraron varios partidos de futbol sala en los que se puso en juego un trofeo. El miembro de la directiva del PP de Xàtiva llegó a conseguir el galardón de máximo goleador.
Roca, segundo por la izquierda.
Para dar ambiente al encuentro, los ultras colgaron pancartas de sus respectivos equipos y peñas en las vallas del campo. Una de ellas estaba rematada por una esvástica, cruz gamada utilizada en la simbología nazi, que hubieron de retirar ante las protestas del responsable del polideportivo.
Tras los partidos, los jóvenes posaron con sus banderas, algunas con simbología racista, y quemaron bengalas. En alguna de las imágenes, como en las que publica este periódico, varios participantes alzan el brazo en saludo fascista. Es el caso de la foto donde aparece el directivo del PP de Xàtiva, que también trabajó en la oficina de la juventud del municipio, donde también se observa una bandera de España con una runa odal, una figura similar al crespón negro pero que es utilizada como simbología racista.
Tras los partidos, los jóvenes cenaron en un restaurante de la plaza del Mercat de Xàtiva. En un momento de la comida y ante la sorpresa de los vecinos y otros comensales, quemaron bengalas marineras prohibidas en los estadios de fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario