martes, 22 de octubre de 2013

Un líder neonazi húngaro descubre que es judío y se arrepiente de su actividad política

Un líder neonazi de Hungría descubrió que tiene raíces judías y pidió excusas por televisión por su pasado político. Ya ha entablado contactos con la comunidad judía del país centroeuropeo.


El autor de este increíble descubrimiento sobre su propio pasado fue Csanád Szegedi, el número dos del partido ultranacionalista y antisemita Por una Hungría Mejor (Jobbik), la tercera fuerza política del país, dice un artículo del periódico italiano 'La Repubblica'

En el seno de la formación política, solo el líder del partido, Gábor Vona, tenía más carisma y habilidades retóricas que Szegedi, que atacaba cualquier aspecto de la vida y la cultura judía. Y lo hizo hasta que por casualidad descubrió que en su árbol genealógico había presencia judía. 

El hallazgo le causó tal conmoción que Szegedi acudió a la televisión para confesar públicamente: "Yo era una persona que causaba dolor a los demás y, lo que es peor, incitaba al odio contra los judíos y los gitanos". 

Szegedi se puso en contacto con el rabino Shlomo Koeves y le transmitió su arrepentimiento a través de un mensaje de texto en el que escribió: "Me puede gustar o no, pero el árbol genealógico lo dice claramente: soy judío". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario