martes, 3 de julio de 2012

LA DISIDENCIA OVETENSE Y EL CIBERANTICAPITALISMO

Corren tiempos confusos y no es poco común que el baile (más bien la rave) de identidades y máscaras propio de la posmodernidad aturda a más de uno. Y la política no se libra de este juego del aparentar ser y del querer ser pero no poder.
Así mientras unos se embarcan en sesudas e inestériles reflexiones sobre “metapolítica” a través de Internet y proclaman a los cuatro vientos su oposición al capitalismo desde la confortabilidad de su PC, otros tenemos 20 compas detenidos y acusados de desobediencia por enfrentarse sin miedo a la injusticia del capital que pretendía dejar en la calle a una familia con un bebé de 5 meses (y por desgracia, lo consiguieron con la ayuda de los perros del estado español y simpatizantes también de partidos “anticapitalistas”) Que vuelen ya las máscaras, por favor.
La lucha sigue…pero en la calle