jueves, 6 de junio de 2013

Un nazi-fascista español es el presunto culpable de la muerte de Clément Méric, el joven francés de izquierdas

Un nazi-fascista español, Esteban M. de 21 años, es el presunto autor material de la muerte en una pelea callejera enParís de un joven antifascista bretón, estudiante de Ciencias Políticas, que ha conmocionado a Francia.
El Gobierno socialista de François Hollande estudia la ilegalización de los grupos violentos de extrema derecha reclamada tanto por partidos de izquierda como conservadores y a la que no se opone el «ultra» Frente Nacional, que denunció un «acto espantoso e inadmisible».
Los hechos se produjeron el miércoles por la tarde en una calle peatonal de una céntrica zona comercial de París donde se encuentran los más célebres grandes almacenes de la capital francesa. La víctima, Clément Méric, militante libertario de 19 años, se encontraba con tres de sus amigos en un piso en el que se celebraba una venta privada de ropa a la que también acudieron tres hombres y una mujer vestidos con prendas y calzado de estilo militar.
Tras un intercambio de insultos y amenazas, los dos grupos bajaron por separado a la calle y se enfrentaron cuatro contra cuatro en una pelea que no duró mucho tiempo. Según testigos oculares, Méric recibió un fuerte puñetazo que le hizo perder el equilibrio y se desplomó con la mala suerte de que la cabeza golpeó en un poste metálico. Trasladado inconsciente al hospital Pitié-Salpêtrière, falleció a media tarde de ayer sin haber recuperado el conocimiento.
La policía detuvo a cuatro personas de edades comprendidas entre los 21 y los 37 años en la localidad de Saint-Ouen, limítrofe con París, cuando acudían a la comisaría local a rendirse. Entre ellos figura Esteban M., un español nacido en 1992 y fichado por llevar armas ilegales hace dos años, quien admitió su implicación en el golpe mortal pero declaró que no había tenido intención de matar a la víctima, según fuentes de la investigación.
Poco más tarde otros tres sospechosos se entregaron a las autoridades que vincularon a varios arrestados con el núcleo duro de las Juventudes Nacionalistas Revolucionarias. «El Frente Nacional no tiene ninguna relación ni de cerca ni de lejos con esta agresión», declaró su presidenta, Marine Le Pen, quien contempló la disolución de «esos grupos si se demuestra que dan instrucciones de violencia a sus miembros».
Nacido hace 19 años en Brest, Clément Méric se matriculó en septiembre en primer curso en la facultad de Ciencias Políticas de París donde se afilió al sindicato estudiantil de izquierdas Solidaires. Militante durante su etapa en el liceo de la sección bretona de la CNT, en la capital francesa se incorporó al grupo Acción Antifascista que se ha movilizado en los últimos meses a favor de la legalización de las bodas gay. En un vídeo colgado en Internet, se le ve con la mitad inferior del rostro cubierta por un pañuelo rojo portar una pancarta con el lema «La homofobia mata» y desafiar a manifestantes contrarios al matrimonio homosexual el 17 de abril en París.
En sintonía con la indignación unánime de la clase política, Hollande condenó la agresión «con la mayor firmeza». El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, proclamó en el Senado su voluntad de «despiezar de manera democrática y sobre la base del derecho a estos movimientos de inspiración fascista y neonazi». Concentraciones de repulsa se celebraron en París y numerosas ciudades de Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario