martes, 12 de febrero de 2013

Manifestación Escontra la Represión convocada por CSI, CNT, CGT y SUATEA


Comunicáu de la CSI:
Na pasada fuelga xeneral del 14-P, un piquete informativu de CSI y CXT foi afrelláu brutalmente por delles cargues de la policía nacional (UIP), que llegaron a invadir la Casa Sindical de Xixón, cola resultancia de 4 presones deteníes y ocho presones imputaes por delles causes.
N’Asturies y nel Estáu español hai centenares de presones deteníes, encausaes, multaes, feríes o mancaes, actuaciones policiales brutales, allanadures de sedes sindicales, ataques a drechos de xunta y manifestación, coacciones a drechos de fuelga, etc.
La represión yá ye xeneralizada y puede cayer sobre cualisquier presona que faiga cualquier triba protesta. Les llibertaes sindicales y ciudadanes entamen a ser parte’l pasáu, demientres les Delegaciones de Gobiernu y la policía actúen con impunidá dafechu.
Pero too esto nun ye porque sí. Demientres estos años tamos sufriendo incesantes agresiones d’un sistema capitalista, que non solo echen per tierra tolos derechos de les y los trabayadores, sinón que desanicien los drechos más básicos de cualesquier ser humanu. Un trabayu dignu, una vivienda, un hospital, una escuela o l’atención de los servicios sociales, empiecen a ser un privilexu pa unos pocos.
Tolos seres humanos tendríen de tener garantizaos los sos derechos básicos pol simple fechu d’esistir. Pero nun ye asina. Los únicos que nacen con drechos son los ricos. Los y les trabayadores tenemos de conquistar esos drechos y, dempués, lluchar pa caltenelos, porque si non, perdémoslos.
Y nesa llucha atopamos la represión, los golpes, les multes millonaries, les detenciones y la cárcel.
Nun somos sindicatos de pactu y collaboración, sinón de resistencia y enfrentamientu a un sistema capitalista que pretende aumentar el so poder amenorgando a escombros el mundu nel que vivimos.
Denunciamos la represión, pero pescanciámosla comu una consecuencia, desagradable pero inevitable, de la nuesa llucha. Podemos perder batalles, pero la palabra rindición nun ta nel nuesu diccionariu. La hestoria de la clase obrera asturiana escribióse, escríbese y va siguir escribiéndose con otres palabres: firmeza, determinación, solidaridá y llucha.
Sentaes y sentaos nel sofá de la nuesa casa nun vamos camudar les coses.
¡O MOVÉMONOS O CÓMENNOS!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario