martes, 5 de junio de 2012

AGAINST MODERN FOOTBALL

Una frase muy repetida entre los aficionados más puristas de este deporte es aquella de "odio eterno al fútbol moderno", o en inglés "against modern football". En los últimos años, el fútbol está afrontando situaciones muy delicadas. La sumisión a aspectos puramente económicos fuerzan que lo deportivo pase en ocasiones a segundo plano, algo que nadie se planteaba hace aproximadamente medio siglo. El por qué parece claro: la calidad se paga. Pero por algún que otro motivo, este principio, que nos puede parecer lógico, se ha acabado elevando a la enésima. Tanto, que hay pocos que la puedan pagar. Se ha creado en torno al fútbol una burbuja que no para de crecer.
Los costes que ha de mantener cualquier equipo profesional se elevan, los clubes se endeudan para intentar alcanzar las cifras marcadas y sobrevivir deportivamente. Y en ocasiones acaba costándole la vida al propio club. Casos conocemos todos. Equipos que estaban hace no tanto en el primer plano mediático y cuando la economía les dijo "basta" se acabó su historia. La única manera en la que las entidades que penden de un hilo logran asegurarse la continuidad es encontrando inversores privados que sostengan los gastos de cada temporada –de cada ejercicio, en términos más económicos–. Su gestión supone también un riesgo añadido: no todos los inversores acaban haciendo bien su trabajo o se mantienen fieles al proyecto inicial, y hay clubes que acaban sufriendo las consecuencias (Alavés, Real Oviedo, Racing de Santander…). De ahí medidas impensables hace no tanto como la conversión de casi todos los clubes españoles en Sociedades Anónimas Deportivas (empresas puras y duras, al fin y al cabo) y cotizaciones de equipos en las diferentes bolsas, principalmente, europeas.
La reacción de los aficionados que antes mencionaba es de disgusto y profundo malestar. Jugar al fútbol se convierte en algo secundario, algo que casi sólo se puede hacer si tienes potencial económico.

Por esto y mucho más, decimos:
 NO AL FUTBOL MODERNO.


En unos pocos días dará comienzo la Euro 2012, la cual no es más que otro ejemplo de fútbol moderno de comercialización, es decir, que los intereses capitalistas se imponen sobre el de los aficionados, véase los precios abusivos de las entradas, la cantidad de publicidad de las grandes empresas mundiales, o la gran parafernalia montada para la ocasión.
También es conocido por todos la necesidad de colegios, hospitales, bibliotecas, en vez de campos de futbol o lujosos hoteles para tantos y tantos "mandamases" que albergará la Euro 2012.
El estado español también se verá afectado por esta Euro 2012, ya sabemos que Rajoy pidió a España la victoria, para "dar un subidón de moral al país", esto sirve para ocultar y hacer olvidar a la sociedad de lo que realmente es importante, por no hablar de el alardeo de Españolismo y borreguísmo que se respirara durante las próximas fechas.

FUCK EURO 2012



VIVA World Cup Kurdistán 2012 

De 4 al 9 de junio se disputa en Arbil, territorio kurdo dentro de Irak, la 5ta VIVA World Cup, el campeonato creado para que los países, naciones y territorios no reconocidos por la FIFA puedan competir en un marco organizado.
La entidad promotora es la NF Board (Junta de Nuevas Federaciones, pero más conocida como No-FIFA Board), una ONG con sede en Bruselas, Bélgica, y que hoy agrupa a 32 federaciones por fuera de la gran casa del fútbol que preside Joseph Blatter.
Esta edición tendrá a nueve participantes: Kurdistán, Provence, Occitania y el debut de Chipre del Norte, Zanzíbar, el Sahara Occidental, Recia, Tamil Eelam y Darfur. Estarán ausentes Laponia, primer campeón, y Padania, que ganó las tres restantes.
La mayoría de los partidos se jugarán en el estadio Franso Hariri, con capacidad para 28.000 espectadores. Solamente habrá acción por un partido en el Ararat Stadium de la ciudad de Salahaddin (Sahara Occidental - Occitania) y en el Sulaymani Stadium de Sulaymani (Kurdistán - Occitania).