sábado, 23 de junio de 2012

La marcha del carbón

Ochenta mineros, arropados por centenares de familiares, compañeros y vecinos, iniciaron la «marcha del carbón» con la esperanza de que se resuelva el futuro del sector antes de alcanzar la capital.

 «Esperamos no tener que llegar a Madrid, confiamos en que antes haya una solución». decia uno de los 80 mineros asturianos que ayer iniciaron una marcha de protesta que les llevará hasta la capital, afrontó con optimismo la primera de las veinte etapas que tienen por delante, 420 kilómetros siendo punta de lanza de un sector amenazado de muerte. Mieres despidió a los trabajadores con mucha emoción, arronpándolos en sus primeros pasos y convirtiendo la angustiosa reivindicación casi en un acto festivo.  La etapa de ayer llevó a los mineros hasta Campomanes, donde llegaron a las tres y diez de la tarde. A la una almorzaron en Villallana y a las dos fueron recibidos en Pola de Lena por el alcalde del concejo, Ramón Argüelles (IU). Antes, los afiliados al SOMA hicieron una parada en el monumento al minero, para depositar cada uno de ellos una rosa. «Este es un recuerdo a todos aquellos trabajadores que han fallecido en la mina y tiene una carga simbólica que marca la lucha mantenida y el proyecto de desarrollo territorial que defendemos».

 La «marcha del carbón» deberá superar hoy las duras rampas del puerto Pajares. «Nos sobran fuerzas», señalaron ayer sus integrantes al término de la primera etapa. A partir del domingo, ancha es Castilla.

MUCHA SUERTE Y BUEN VIAJE!