jueves, 21 de junio de 2012

SUPPORT YOUR LOCAL MINERS VOL.II

Efectivos de la Guardia Civil han detenido en la mañana de ayer, en el concejo asturiano de Grado, ubicado a escasos kilómetros de Oviedo, a un minero que lanzó varios cohetes contra agentes del Instituto Armado y contra uno de los helicópteros que formaba parte del operativo encargado de mantener el orden público en la zona. La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, del minero detenido ayer en Grado por lanzar cohetes contra un helicóptero de la Guardia Civil. El Ministerio solicita prisión ante el riesgo de reiteración delictiva.
Con el de ayer, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han detenido a dieciséis piquetes en la región desde el inicio de las movilizaciones mineras.

Por otra parte, las protestas de los trabajadores de la minería, en el marco de una nueva jornada de la huelga indefinida en el sector, han provocado cinco cortes de carretera en lo que va de mañana.
En cuanto a los servicios del operador de vía estrecha (FEVE) los cortes a lo largo de la mañana han sido mútiples, aunque de corta duración.

En León, un tren de mercancías ha chocado hoy de madrugada contra una barricada formada por tubos y maderas y colocada sobre la vía férrea entre Albares y Torre del Bierzo (León) y que se ha saldado con daños materiales en la máquina locomotora.
Las protestas del día en la provincia de León se centraron en el entorno de la central térmica de La Robla, donde los piquetes levantaron barricadas de neumáticos ardiendo y cruzaron camiones en la carretera de Pajares.

 Un piquete de alrededor de un centenar de mineros se ha enfrentado este miércoles con el alcalde de Ponferrada (León), Carlos López Riesco, al que ha increpado y arrojado huevos en la terraza de un bar donde tomaba café y en cuyo interior se ha visto obligado a refugiarse escoltado por la policía.
Previamente, los mineros habían cortado el tráfico en varias calles del centro de la capital berciana y lanzado huevos y una piedra contra la sede del PP, a la que no han podido acceder porque estaba cerrada, al tiempo que han tildado a los populares de "falsos" y "ladrones" por no apoyar la restitución de las ayudas al carbón.