sábado, 16 de marzo de 2013

Los estudiantes universitarios madrileños echan de la manifestación a dos grupos de neonazis


Con motivo de la huelga universitaria llevada a cabo el 14 de marzo, se ha convocado una manifestación a las 18:00h desde Nuevos Ministerios hasta el Ministerio de Educación a la que han acudido más de 10.000 personas, la mayoría de ellas, estudiantes.
 
Poco antes de las seis de la tarde y cuando los manifestantes estaban llegando al punto de partida, ha aparecido un grupo de unos 80 nazis del sindicato fascista Respuesta Estudiantil que han bajado por el Paseo de la Castellana hasta llegar a la Calle Joaquín Costa. Varios centenares de manifestantes se han arremolinado al otro lado de dicha calle y han recibido a los fascistas entre abucheos y al grito de "fuera fascistas de la universidad". Inmediatamente, varios furgones de la UIP han cortado el tráfico de Joaquín Costa, creando una "barrera" de vehículos y de antidisturbios que impedían el paso de unos y otros.

 
Cuando la manifestación empezaba a andar han aparecido poco más abajo una veintena de fascistas, estos de Liga Joven, con banderas españolas y de su asociación, haciendo el saludo romano. Este colectivo, filial del partido político Movimiento Social Republicano defensor de un estado fascista, ya había tenido anteriormente conflictos con grupos y asociaciones estudiantiles y más de una vez han profanado el monumento en recuerdo a las Brigadas Internacionales.

Los manifestantes nuevamente les han gritado consignas, tales como "vosotros fascistas sois los terroristas" y gritos de "fuera, fuera". Ante la negativa de dicho grupúsculo a marcharse y cesar la provocación  y después de que continuasen haciendo el saludo hitleriano, los manifestantes se han dirigido hacia ellos hasta topar con el cordón de seguridad de la organización de la manifestación que ha separado a manifestantes y fascistas a unos 10 metros. Después de unos instantes de tensión, han aparecido una decena de antidisturbios que han protegido a los provocadores neonazis y se los ha llevado a la carrera a la boca de metro de Nuevos Minsterios más cercana.
 
Tras esta intervención policial y cuando los nazis ya estaban en la estación de metro, los antidisturbios han cargado contra los manifestantes que se encontraban cerca de este lugar.
 
Es importante señalar la victoria que han tenido hoy los estudiantes sobre esta minoría nazi, impidiendo que entrasen en la manifestación, ya que ni nos manifestamos por lo mismo ni nuestras intenciones son las mismas que las suyas. Su objetivo no es otro que el de increpar, fragmentar un movimiento estudiantil que tan buena y multitudinaria respuesta ha dado e intentar ganar adeptos entre la juventud extendiendo su discurso en momentos de desesperación, como era esta manifestación contra los recortes en las universidades y la privatización de las mismas que podrían dejar a muchos actuales alumnos fuera de sus carreras ante la imposibilidad de afrontar una nueva subida de tasas.
 
Madrid será la tumba del fascismo.
 
Con el fascismo, igual que con los recortes, tolerancia cero.


RESPUESTA ESTUDIANTIL?? JA, JA , JA...

No hay comentarios:

Publicar un comentario