martes, 15 de enero de 2013

Prussian Blue, el dúo musical de nazis adolescentes

Antes

Y la pregunta es ¿Qué ha sido de ellas?

Pues para empezar tienen 20 años, y el tiempo no pasa en balde. En una entrevista han dado muestras de su evolución. Lynx fue diagnosticada de cáncer, le operaron un tumor, le recetaron morfina para el dolor, y además sufre de un síndrome de vómitos cíclicos. Hace dos años empezó a fumar marihuana por prescripción médica, y ello le ha cambiado la vida.
Lamb, por su parte, sufre escoliosis (torcedura de la columna vertebral) y graves dolores de espalda, que la han impulsado también a conseguir marihuana con fines medicinales.
El consumo de esta dronga las ha vuelto jipis: “Somos sanadoras y queremos transmitir amor y positividad” han declarado a la prensa. “Es increíble que existan tantas culturas diferentes, tantos sitios y tantas gentes”.

En 2006 dijeron cosas tales como “Adolf Hitler fue un gran hombre que sólo trataba de preservar su propia raza en su propio país”, “Se han exagerado un montón de cosas sobre la Segunda Guerra Mundial. No creemos que ejecutaran a 6 millones de judíos. Es decir, es que no existían tantos judíos entonces.”, “Sabemos que hubieron campos de concentración, pero tenían piscinas y campos de tenis. No es así como se trata a la gente cuando piensas matarles.”

Pero durante su tour europeo de 2006 decidieron tocar una versión de “Knocking on Heaven’s door”, lo que provocó el abucheo del público. La madre del par les advirtió de que no gustaría a su público porque Bob Dylan era judío. Ellas siguieron tocando la canción, y al poco decidieron acabar con su carrera.

Lynx se dedica a pintar y restaurar muebles y sigue viviendo con su madre: “A mi hermana y a mí nos educaron en casa, pasábamos el día en el campo con las cabras”. Lamb trabaja en un hotel y declara “No tenía ni idea de lo que estaba diciendo entonces”.

Su madre, en cambio, sigue plantada en su ideología racista y piensa que las chicas están pasando por una etapa. Cuando tengan hijos llegarán a las mismas conclusiones a las que ella llegó en su tiempo.
Lamb y Lynx empezaron a abrir su mente cuando entraron en la escuela pública. “Ya no somos nacionalistas blancas, ahora mismo somos bastante liberales”. Expresan cierta preocupación por si algún ex-fan tarado las ataca por haber traicionado el nazismo.

Las cartas de fans recibidas cuando tenían 12 o 13 años eran bastante desconcertantes ya, viniendo de hombres mayores que ellas, con bastante “energía depredadora” (cita textual).
Lynx afirma que posiblemente habría muerto de no ser por la marihuana. Al principio le costó probarla porque su padre biológico había sido “un drogata”. Ahora esperan que la marihuana sea legalizada en todos los EEUU. En una conversación sobre la Segunda Guerra Mundial dicen que es un tema antiguo que habría que superar, y que si Hitler no fue el mejor tampoco lo fueron el resto de líderes como Stalin o Churchill.

 Después




Fuente: rsa madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario